Una de las cosas divertidas en D&D es el uso de miniaturas, tanto para tener un objeto para visualizar y “sentir” más el roleplay como para jugar más a gusto empujando los chiches para acá y allá. Con la cuarta edición de Dungeons & Dragons, se asumió con mucha claridad el aspecto táctico de los combates, es muy importante saber exactamente dónde está cada participante pues su posición, movimiento y relación con el entorno está totalmente imbricado con la mecánica de combate.

Ayer llegó el primer paquete de miniaturas que compré de D&D (Starter):

moto_0127 (2)

El box cuenta con cinco miniaturas (guerrero enano, humano hombre y mujer; un yuan-ti y un dragón verde joven con fichas). Además, dos mapas doble faz, un d 20, manual y tokens para contar daño.

moto_0133

El manual tiene un fast start, reglas rápidas para empezar a jugar y reglas avanzadas (del punto de vista del board game, claro).

moto_0139

Los mapas son magníficos. Una mina enana, un templo en la selva, un cruce de caminos y una cueva (cubil kobold):

moto_0134 moto_0135 moto_0136

El material puede jugarse tal como está y, claro, servir para aventuras de D&D. El único “pero” es que las minis son bastante caras, el starter me costó U$S 20 en Amazon, una buena compra, el problema es aumentar la colección, lo que se hace bastante costoso a la larga. La alternativa que encontré fue usar miniaturas de otros juegos (los board games tienen tamaños estandarizados) en especial Mage Knight, que tiene temática de fantasía y se pueden comprar minis a elección (en D&D vienen en paquetes cerrados y no sabemos con qué esperar) a un buen precio.

Mage Knights constructos:

moto_0144

Mage Knights orcos:

moto_0142

Mage Knights apes:

moto_0141

Mage Knights pirates:

moto_0143

Entonces, con una inversión razonable tengo la posibilidad de hacer un buen combate masivo legítimamente “dungeon crawl”:

moto_0140

 

Finalmente, tuve la suerte de conseguir varias cajas de Chain mail, miniaturas de D&D en estaño, que hay que armar y pintar, mi hobby a ratos en vacaciones. No es una buena solución, pues son bastante más caras que las alternativas anteriores, están saliendo de línea y exigen mucho trabajo (revolví bastante en Internet antes de animarme a dar la primera pincelada), pero el resultado es magnifico:

moto_0118 moto_0109 moto_0111 moto_0116_02 moto_0126 moto_0125 moto_0114_04

Muy de a poco voy pintando las minis, los resultados son desiguales, claro… pero la satisfacción:

Antes

moto_0091

En el medio

moto_0113

 

Aunque muchos dirán que está fuera de lugar usar miniaturas para juegos más psicológicos como “Call of Cthulhu”, es muy interesante tener también algo para ver. En ese aspecto me han sido muy útiles las minis de Horror Clix, que viene con una serie “R’lye”. La serie cuenta con el gran Cthulhu (a U$S 50), Shoggoths y Deep Ones. Por ahora sólo conseguí el último, pero está en buena compañía…

moto_0146

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s